El éxito de toda estrategia empresarial depende del liderazgo de nuestros ejecutivos y gerencias, y la consolidación de una transformación digital exitosa también depende en gran medida de este factor esencial.

 

Los procesos de transformación digital que se han acelerado producto de la pandemia necesitan ser implementados de forma estratégica y no al azar o de forma desesperada.

El éxito de su aceleración digital depende de muchos factores y uno de estos es determinante: el liderazgo. La transformación digital va más allá de la tecnología; también se trata de personas y de cambios culturales, lo cual en ocasiones resulta ser lo más difícil del proceso.

 

La gestión del cambio en la empresa es fundamental para realizar el viaje de la transformación digital. Una de las últimas encuestas globales de McKinsey & Company, reveló que existen una serie de prácticas que hacen más probable que una transformación tenga éxito, estás son:

 

1-     Liderazgo adecuado con conocimientos digitales.

2-     Desarrollo de capacidades para la fuerza laboral del futuro.

3-     Empoderamiento de los trabajadores.

4-     Actualización digital de las herramientas del día a día.

5-     Comunicación.

Es importante que los líderes de la empresa sean consiente de la responsabilidad que recae sobre ellos, para ser los principales impulsores y promotores de una cultura de transformación y aceleración digital.

 

Cultura de transformación

 

La cultura organizacional afecta cada aspecto del negocio, desde el desempeño de los colaboradores hasta la resiliencia de la empresa. Para impulsar los cambios que requiere una aceleración digital, es necesario nutrir y cultivar culturas con estás características:

–         Abiertas al cambio para minimizar la resistencia y que promuevan nuevas ideas y formas de trabajar.

–         Con mentalidad “digital-first” porque prioriza la tecnología digital y la integra en todos los aspectos del trabajo.

–         Centrada en datos para garantizar que estos sean utilizados para la toma de decisiones.

 

Una cultura digital empodera a las personas para entregar resultados de forma más rápida, atrae y retiene al mejor talento. Aquellas organizaciones que ignoran la cultura se arriesgan a fallar en el proceso de su transformación.

 

“El éxito de cualquier gran transformación corporativa depende de los líderes de una organización, especialmente el CEO. El papel de los líderes es fundamental, necesitan nuevos comportamientos y dejar atrás los viejos hábitos”.

 

El dato: Gartner prevé que el 80% de las empresas medianas y grandes cambiarán su cultura como una forma de acelerar su estrategia de transformación digital.

 

Leave a Comment